Me cuesta imaginar

Aún recuerdo lo que pensaba durante las primeras semanas del estado de alarma. Al principio tenía la sensación, no sé si compartida, de que esto era un esfuerzo puntual que nos pedían y que en nada estaríamos como antes. Ahora, visto con perspectiva, parece absurdo. Tan absurdo que hasta me imaginaba en una fiesta multitudinaria de celebración, descorchando champán, ¡hemos superado el virus!

Episodio 1

¿Cómo debemos educar a las generaciones futuras?