Me cuesta imaginar

Aún recuerdo lo que pensaba durante las primeras semanas del estado de alarma. Al principio tenía la sensación, no sé si compartida, de que esto era un esfuerzo puntual que nos pedían y que en nada estaríamos como antes. Ahora, visto con perspectiva, parece absurdo. Tan absurdo que hasta me imaginaba en una fiesta multitudinaria de celebración, descorchando champán, ¡hemos superado el virus!

Cuarenta días de soledad

Cuando Gabriel García Márquez condenó a la familia Buendía a cien años de soledad, no tenía ni idea del gran ejemplo que nos darían. No espero grandes tragedias, no más de las que ya están sucediendo a lo largo y ancho de este planeta.
Pero cierto es que este sentimiento parece llenar muchos hogares. La cuarentena, esa que tan extraña nos parecía hasta que nos ha visitado, se ha convertido en la piedra angular de nuestra rutina.

Dilemas morales en tiempos de pandemia

En este artículo desde Colectivo Mentes inquietas nos plantean algunos dilemas que están surgiendo durante esta crisis causada por el COVID-19. No hace falta ética allí donde los recursos son infinitos. La ética, el estudio de lo correcto e incorrecto, de lo que se debe o no se debe hacer, se plantea siempre desde la escasez, desde la pobreza. Cuando no hay para todos, nos preguntamos: ¿Cómo distribuir lo que tenemos?

Cultura desde el sofá

Desde Generación Go queremos amenizaros estos días de sofá y hablaros de algunas de las actividades culturales que los jóvenes están llevando a cabo de manera virtual, con motivo del confinamiento a raíz del coronavirus. Esta cuarentena ha hecho que la creatividad y las redes sociales den paso a una variedad increible de actividades para hacer desde casa, concienciando también a la sociedad con el movimiento #YoMeQuedoEnCasa.