La mirada joven del teatro

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por Noelia Camps.

«Somos las nuevas historias» .

En la época de la inmediatez y del impacto de los likes en las redes sociales, un grupo de cuatro chicas decidieron silenciar sus teléfonos móviles y trabajar para cumplir un sueño. En 2017 Claudia Caro, Karen G. Justicia, Raquel Jaro y Carolina León dieron vida a su propia compañía de teatro: Bacalorio.

Es una empresa humilde, sin grandes lujos. Su sala de ensayos está en el sótano del padre de Raquel, donde únicamente tienen una mesa, una silla y fotos de la propia compañía.

Las integrantes de Bacalorio provienen de mundos relacionados entre sí: el ámbito audiovisual, el periodismo y las artes escénicas. Por ello buscan propuestas escénicas innovadoras a través del teatro de texto, tanto de dramaturgos contemporáneos como clásicos, y cuidan mucho la estética de sus montajes, intentando que sea siempre llamativa y trascendente.

Dandarunga.-Bacalorio.

Entre sus obras teatrales podemos encontrar ejercicios reflexivos como Segundo derecha, adaptaciones libres de mitos como Píramo y Tisbe o una fábula surrealista con alta carga filosófica sobre la búsqueda de la felicidad como Dangarunga, presentada en la VI edición del Festival Surge Madrid.

«Somos las nuevas historias», remarcan estas chicas que se mueven en un mundo en el que los aficionados al teatro suelen ser aficionados entre 40 y 50 años, ya que la gente joven no considera el teatro como primera opción de ocio.

Esta situación ha ido cambiando en los últimos años, originándose una conexión juvenil con el fenómeno pop transmedia, como ha ocurrido con el musical La Llamada, dirigido y escrito por Javier Ambrossi y Javier Calvo. Su estreno, allá por mayo de 2013, en el vestíbulo del Teatro Lara de Madrid, con medios muy caseros y sin ser nada pretencioso. Con el paso del tiempo, se ha ido convirtiendo en una producción teatral musical con un gran potencial atrayente para un público más joven y que, tras seis años, sigue en cartelera. Además, consiguió dar el salto a la gran pantalla estrenando, en septiembre de 2017, su versión cinematográfica.


«Es un espacio abierto a diferentes formas artísticas, donde proponemos formatos y visiones nuevas. Creemos en el poder del teatro y su capacidad para transformar la realidad»

Creadoras de Bacalorio.

Por su parte, Bacalorio representa un teatro juvenil fuerte y decidido dentro del sector teatral, convirtiéndose en una compañía que ensalza la figura del liderazgo femenino.  Como sus propias creadoras resaltan, «es un espacio abierto a diferentes formas artísticas, donde proponemos formatos y visiones nuevas. Creemos en el poder del teatro y su capacidad para transformar la realidad».

Como dijo Alan Rickman: «los actores son agentes de cambio. Una película, una pieza de teatro, una pieza de música o un libro pueden marcar la diferencia. Se puede cambiar el mundo».

Deja un comentario
Tu email no será publicado. Los campos con asterisco son obligatorios.

Deja un comentario

¿Tienes una historia interesante y quieres que la publiquemos?

Haz clic en «Mi historia GO» y cuéntanosla, haremos una selección de las historias más interesantes y serán publicadas en nuestro Blog.

Mi historia GO

RESPONSABLE DEL TRATAMIENTO: Fundación Santa María
FINALIDAD: gestión del proyecto Generación GO y envío de información sobre este y otros proyectos socioeducativos de Fundación SM.
DERECHOS: puede acceder, rectificar y suprimir los datos, así como ejercitar otros derechos legales, dirigiéndose por escrito a nuestro Delegado de Protección de Datos (dpo@grupo-sm.com). Para más información, consulte la Política de Privacidad

Episodio 1

¿Cómo debemos educar a las generaciones futuras?