Hemper, una marca de moda sostenible creada por jóvenes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por Ana Sarmiento.


«Utilizamos la empresa como herramienta de transformación social».

Gloria Gubianas (Barcelona, 1995) ha sido elegida mujer emprendedora del año en España. Con tan solo 24 años se ha propuesto demostrar que la moda puede tener un impacto social positivo. Es cofundadora de Hemper, junto con Álex Pastrana (1994), Gonzalo Martín (1993) y Manu Sierra. Esta marca de moda sostenible fabrica mochilas hechas a mano en Nepal con cáñamo, una de las telas más respetuosas con el medioambiente. Su modo de producción contribuye a la creación de empleo en familias y comunidades de Katmandú que se encuentran en riesgo de exclusión social.

Gloria quería ser médica, pero después de selectividad se fue a hacer un voluntariado en Nepal. Allí se enteró de que no tenía nota para entrar en Medicina, así que a su vuelta se matriculó en el Grado en Emprendimiento e Innovación de Mondragon Team Academy, durante el que puso en marcha dos proyectos. El primero, Sheedo, una empresa de papel hecho con semillas que, una vez utilizado, puede plantarse; el segundo, Hemper, por el que se decantó, una marca de mochilas que la mantiene conectada con Nepal y con sus intereses sociales.

P: ¿Cómo surge la idea de crear una marca de moda sostenible?
R: Empezamos con Hemper en 2016. Álex y Gonzalo habían ido a Nepal a hacer un proyecto de voluntariado distinto al mío. Álex se compró allí una mochila de cáñamo, el tejido tradicional del país. La mochila era súper hippie y el diseño no tenía nada que ver al de ahora, pero nos gustaba mucho cómo se veía y creímos que tenía potencial. Nos juntamos Álex, Carlos, Manu y yo y empezamos con el proyecto. Pedimos 50 mochilas y las vendimos. Pedimos 100, las vendimos y progresivamente fuimos pidiendo más. La idea inicial era vender esas mochilas para poder volver a Nepal y seguir haciendo productos, proyectos, etcétera.

«Hemper no es solo una marca, es una historia, un concepto asociado a valores de sostenibilidad».

Gloria Gubianas.

P: Pero el proyecto evolucionó a lo que es ahora. ¿Hemper es algo que va más allá de una marca de moda?
R: Nosotros entendemos que Hemper no es solamente un producto, ni solamente una marca. Es más: una historia, un concepto… Lo que hacemos aquí es vender nuestros productos mediante nuestra marca, asociando estos valores de sostenibilidad a una estética y a un estilo de vida más joven y fresco.
Vemos que podemos tener más impacto, generar más cambio y contribuir más a Nepal desde la cadena de producción que ahorrando el dinero y donándolo a las ONG. De esta forma, en el momento que tú compras una mochila ya estás generando un impacto. A mí lo que me gusta de verdad es el desarrollo sostenible, la parte de cómo utilizar la empresa como herramienta de transformación social.


P: ¿Crees que la gente compra vuestras mochilas por el diseño o realmente por toda la historia que hay detrás?
R: Pues hay de todo. Nosotros lo que intentamos es que la gente nos la compre por el diseño, es lo que queremos. Porque al final tú cuando te compras una marca o te compras ropa es porque el diseño te gusta. Si no no te lo vas a poner. Toda la historia que hay detrás lo que hace es fidelizar. Que la gente nos vuelva a comprar, que explique el proyecto, que lleve con orgullo el producto, ¿sabes? Pero lo primero en lo que se fija la gente es el diseño y la imagen.

P: Desde Hemper queréis promover la economía y educación de una región en la que el 25% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza, con menos de 1,9 dólares al día.
R: Vimos que podríamos contribuir más a largo plazo que simplemente donando dinero a proyectos educativos que ya existían. Para eso nosotros les teníamos que garantizar una estabilidad de ingresos y darles herramientas y formación para que ellos se pudieran desarrollar, se hicieran profesionales y esos talleres fueran creciendo.

P: Además, desde la creación, habéis puesto en marcha varias iniciativas que generan un impacto positivo en el medio ambiente. Como la iniciativa #envuélvelomejor, un reclamo para que la gente exija a las marcas alternativas sostenibles a los envoltorios de plástico, como hicisteis reutilizando bolsas de arroz de Nepal.
R: Se nos ocurrió que el packaging podía ser esa bolsa de arroz, para que la gente la reutilizase. Aunque en un principio íbamos a enviarlas al revés para que lo de fuera quedara blanco, gustó mucho la bolsa tal y como era y las dejamos así.

#envuélvelomejor

P: Y ahora, ¿cómo os planteáis el crecimiento de Hemper?  
R: Ahora tenemos en mente la expansión hacia Europa y empezar a desarrollar la parte más física del negocio. Hasta ahora, nuestra fuerza principal y gracias a lo que hemos crecido ha sido, sobre todo, lo digital. Era donde nosotros estábamos más cómodos y lo que mejor sabíamos hacer, pero también vemos que no podemos basar nuestro negocio solo en lo digital y hay que apoyarse en lo físico, porque hay muchos sectores del mercado a los que se puede llegar. Además, lo físico te permite jugar con los cinco sentidos. Puedes ambientar el espacio, poner olores, sabores…

P: Empezasteis siendo cuatro y ahora sois ocho. ¿Cuál es la media de edad del equipo?
R: Pues yo creo que la media será de 27 años.


P: ¿Cuántos años teníais cuando empezasteis?
R: Pues yo tengo ahora 24…. En el 2016 yo tenía 21; Alex, 22; Carlos, 23 y Manu, 22.

P: Para ti, ¿qué es lo mejor de trabajar en una empresa con gente joven?
R: A mí lo que me gusta es que nos lo pasamos muy bien. Es muy divertido y hablas el mismo lenguaje. Yo creo que tampoco hay ego profesional. La comunicación fluye, somos capaces de hablarlo todo, es muy horizontal… Además, en el mundo del emprendimiento existe una cadena de favores entre gente que ya tiene más experiencia y se ayudan entre ellos. Personas a las que en su momento alguien los ayudó y ahora te ayudan a ti. Nosotros siempre hemos recibido mucha ayuda de la gente. Y a los medios les encanta que seas joven.

P: ¿Puedes hablarnos de alguna dificultad con la que os hayáis encontrado?
R: Sobre todo la inexperiencia y en concreto en la parte financiera y más numérica. Y también la parte de operaciones, la parte de compras, de traer o hacer un buen stock… Saber cuánto tenemos que traer, si nos llegará a tiempo…, eso es lo más complicado.

P: ¿Qué le recomendarías a alguien joven que tiene una idea y está pensando si empezar un negocio, un proyecto?
R: Por un lado, yo le recomendaría que lo piense bien porque es un sacrificio bastante grande. Tienes que estar muy convencido de que esto es lo que quieres hacer y de que es lo que te gusta porque esto es una montaña rusa de emociones y de situaciones. El primer año todo va bien, el segundo también… Y luego ya el tercer año, cuando crece el negocio, todo se va haciendo mucho más complejo.
Y luego, por otro lado, es muy satisfactorio y es muy divertido. Si te gusta y te rodeas de gente que está en la misma línea que tú es muy chulo y aprendes un montón.

P: ¿Quiénes son tus referentes personales y profesionales?
R: Pues los referentes han ido cambiando… Pero ahora para nosotros un referente es Yvon Chouinard, el fundador de Patagonia, Muhammad Yunus y también me gusta mucho el trabajo que hace la Fundación Vicente Ferrer.

P: ¿Crees que son importantes los referentes para la gente joven? 
R: Yo creo que sí. Sobre todo, porque cuando eres pequeño ves solo perfiles como Messi, Cristiano Ronaldo… O cantantes, que no está mal, pero parece que solo existen esos perfiles. Tiene que haber otros perfiles.

P: ¿Qué le dirías a alguien que está a punto de acabar la carrera o ya ha acabado y está un poco perdido?
R: Pues que a mí eso también me pasó. Cuando estaba en el último año no sabía si empezar un máster, quedarme con Sheedo, quedarme con Hemper… O al acabar el colegio que no sabía si hacer Medicina o esto… Yo creo que al final tienes que buscarlo tú. Tienes que empezar a tomar la decisión, estar activo, valorar y trabajar las posibilidades que tienes y empezar a hacer cosas. Al final la vida te ayuda, pero tienes que moverte. No puedes quedarte esperando diciendo “no sé qué hacer”. Las oportunidades llegan cuando estás haciendo cosas.

P: Un libro que recomiendes leer.
R: La vuelta al mundo de un forro polar rojo, de Wolfgang Korn y Let My People Go Gurfing, del fundador de Patagonia.

P: ¿Una película?
R: Katmandú, un espejo en el cielo, para conocer más sobre Nepal.

P: Y, por último, ¿un lugar al que viajar?
R: Nepal, al Himalaya.

Deja un comentario
Tu email no será publicado. Los campos con asterisco son obligatorios.

6 comentarios en “Hemper, una marca de moda sostenible creada por jóvenes”

Deja un comentario

¿Tienes una historia interesante y quieres que la publiquemos?

Haz clic en «Mi historia GO» y cuéntanosla, haremos una selección de las historias más interesantes y serán publicadas en nuestro Blog.

Mi historia GO

RESPONSABLE DEL TRATAMIENTO: Fundación Santa María
FINALIDAD: gestión del proyecto Generación GO y envío de información sobre este y otros proyectos socioeducativos de Fundación SM.
DERECHOS: puede acceder, rectificar y suprimir los datos, así como ejercitar otros derechos legales, dirigiéndose por escrito a nuestro Delegado de Protección de Datos (dpo@grupo-sm.com). Para más información, consulte la Política de Privacidad

Episodio 1

¿Cómo debemos educar a las generaciones futuras?